22/3/13

Black Caviar: 24 de 24


La colosal Black Caviar sumó una nueva marca a su historial igualando a Kingston Town en el récord australiano de 14 victorias de Grupo 1. Con facilidad, como es usual, y con el jockey Luke Nolen sin inmutarse, Black Caviar entregó lo que la multitud que colmó el Hipódromo Moonee Valley esperaba.

Se celebra en el mundo el éxito número 24 en 24 carreras de la zaina de 6 años. Fans, profesionales, propietarios, criadores… todos aprecian la fortuna de ser testigos de un caballo de tal excepción en nuestro tiempo. Y aunque la campeona no enfrentó a los mejores velocistas, el entrenador Peter Moody rescató: “Da miedo lo bien que va. No hubo una tremenda disputa allí pero fue probablemente la vez que mejor se manejó en esta pista. ¿Qué decir? Nos faltan las palabras. No hay muchos que puedan acelerar cuando ella dice ‘vamos’ y es simplemente súper verla en tan buena forma”.

También hay que apreciar a esos “no mejores velocistas” y sus allegados, ya que son los que se inscriben a pesar de la imponente figura. Spirit of Boom y Luckygray venían de ser sexto y octavo en el Newmarket Handicap (G1-1200m). El primero ha conseguido places en Grupo 1, pero sin éxitos desde hace más de un año. Luckygray logró sus mayores triunfos en la milla y los 1800 metros, un caso similar al sieteañero Linton. Good Ba Ba continúa dando batalla a la edad de 11, cuatro años después de que finalizara su época dorada de siete galardones del máximo nivel al lograr su tercer Hong Kong Mile (G1).

Black Caviar se impuso por 4 cuerpos en el William Reid Stakes (G1-1200m) y la escolta fue su compañera en la caballeriza del entrenador, Karuta Queen, que marcó el ritmo al frente seguida por la campeona. Esta hija de 4 años del australiano Not A Single Doubt había hecho su retorno tras un año en un clásico Listado en Flemington, a principios de este mes.

Peter Moody había anunciado el mismo viernes en una columna en el Herald Sun de Australia: “Vengan a verla. Vengan a despedirse. Ya no me quedan más cosas por decir sobre nuestra chica. Creo que lo que hacemos ahora, muy probablemente, es un tour de despedida hacia los estados del este.

Primero, Moonee Valley para el William Reid. Después Sydney, para el T.J. Smith [Randwick, Abril 13] y, tal vez, el All Aged Stakes. Luego quizás Brisbane.

Todavía no descarto el All Aged Stakes en 1400 metros. Soy consciente de que se dice que su hermano All Too Hard podría estar allí también. No estoy diciendo que nos enfrentaríamos a All Too Hard ni que no lo haríamos, -Neil Werrett es co-propietario en ambos-, pero puedo decir que los dueños siempre me han permitido decidir, entonces, ¿quién sabe?

Lo que sí puedo decir es que ella no correrá en ningún lugar sobre pista húmeda en este tour de despedida. Caballos rápidos en pistas rápidas.

La única vez que corrió en pista húmeda fue en Inglaterra y ganó por cabeza.

Si corre en el All Aged, tal vez no vaya a Brisbane”.

La fabulosa historia de Black Caviar como atleta llegará a su fin este año. La cuestión es dónde, cuándo, y en qué carrera. No se descarta que el último acto sea en Inglaterra, nuevamente en Royal Ascot, en Junio. Ese compromiso ciertamente sería un desenlace a la altura de la leyenda.