6/10/13

Szumul triunfó en el Clásico Marina de Guerra del Perú

Szumul (Showing Up) logró el mejor éxito de su campaña al vencer de atropellada en el Clásico Marina de Guerra del Perú, una prueba para todo caballo, a peso por edad, que se corrió el domingo 6 de octubre sobre 1,800 metros en la pista de césped del Hipódromo de Monterrico. El crédito del Stud Paracas, nacido en USA, derrotó por ¼ de cuerpo a Ricardelo (Timo). Tercero a 1 ½ cuerpos arribó Italus (Bernstein) y cuarto a 2 cuerpos lo hizo Salustino (Devil His Due), cuyo jinete presentó reclamo que fue desestimado por la Junta de Comisarios.

La carrera

El Guaje fue el puntero seguido por Salustino, Negro Ochoa, El Zorrito, Arin, Ricardelo, Szumul e Italus.

Al promediar el trayecto, El Guaje mantenía ventajas sobre Salustino, Arin y Szumul, que progresaba por fuera. Negro Ochoa, Ricardelo, El Zorrito e Italus estaban luego.

En los 250 finales, Szumul siguió bajando para igualar y dominar a Salustino cuando Ricardelo e Italus avanzaban.

Así, Szumul cruzó primero el espejo sobre Ricardelo que fue su escolta. Tercero quedó Italus y cuarto fue Salustino. Arin, Negro Ochoa, El Guaje y El Zorrito llegaron a continuación.

Antecedentes

Szumul es un alazán de 4 años, por Showing Up y Sunday Sensation (Royal Academy), nacido en USA y que pertenece al Stud Paracas. Armando Filipuzzi presentó en su mejor estado al conducido por Aderly Mena quien cumplió en sus controles. Esta fue la 4ta. victoria en 11 actuaciones para Szumul que elevó sus ganancias a S/. 36,067. La marca: 1´51”51.

Comentarios

Szumul logró el mejor éxito de su campaña al vencer de atropellada en el Clásico Marina de Guerra del Perú, una prueba para todo caballo, a peso por edad, que se corrió el domingo 6 de octubre sobre 1,800 metros en la pista de césped del Hipódromo de Monterrico. El crédito del Stud Paracas, nacido en USA, derrotó por ¼ de cuerpo a Ricardelo. Tercero arribó Italus y cuarto lo hizo Salustino, cuyo jinete presentó reclamo que fue desestimado por la Junta de Comisarios.

El Guaje fue el puntero seguido por Salustino, Negro Ochoa, El Zorrito, Arin, Ricardelo, Szumul e Italus. Al promediar el trayecto, El Guaje mantenía ventajas sobre Salustino, Arin y Szumul, que progresaba por fuera. Negro Ochoa, Ricardelo, El Zorrito e Italus estaban luego. En los 250 finales, Szumul siguió bajando para igualar y dominar a Salustino cuando Ricardelo e Italus avanzaban. Así, Szumul cruzó primero el espejo sobre Ricardelo que fue su escolta. Tercero quedó Italus y cuarto fue Salustino. Arin, Negro Ochoa, El Guaje y El Zorrito llegaron a continuación.

Szumul dio el salto en este compromiso donde lució su potente atropellada. El norteamericano del Stud Paracas siempre actuó en condicionales y a mediados de julio obtuvo su tercer éxito. Luego de dos cuartos puestos en la grama y en la arena fue anotado en este compromiso con la esperanza que pudiera seguir evolucionando y vaya si lo hizo. Vino entre los últimos para girar la última curva algo abierto, pero eso no fue problema para que pudiera salir airoso de la mano de Aderly Mena. Armando Filipuzzi presentó en gran forma al hijo de Showing Up que tiene todo como para seguir escalando posiciones en el campo clásico de la grama.

Ricardelo avanzó algo tarde para conformarse con el segundo lugar demostrando que es muy productivo para sus colores. Italus cumplió con su tercer puesto descontando en las postrimerías, mientras Salustino volvió a su pista para ser buen cuarto con algunos tropiezos en el derecho. Arin, del que se esperaba más, Negro Ochoa, El Guaje y El Zorrito arribaron luego.