5/7/14

Mukhadram brilló en el Coral Eclipse (Gr.1)

El Coral Eclipse (G1-2400 m) (VIDEO) es una de las carreras insignia de Sandown, el hipódromo ubicado en el condado de Esher, en Sussex, dentro del conurbano de Londres.

Y se lo llevó ahora un caballo que estaba un peldaño por debajo de otros con más nombre en los tiempos recientes, como la yegua The Fugue, ganadora del Prince of Wales's Stakes ante Magician y Treve, o los potrillos de 3 años Night of Thunder, vencedor de las 2000 Guineas (G 1), y Kingston Hill, segundo de Australia en el Epsom Derby (G 1).

Mukhadram (Pedigree) no ejercía esa atracción, pero es un competidor más que respetable. Este año, su propietario, el sheik Hamdan Al Maktoum, de Dubai, lo había llevado a su tierra y tal vez haya sido para su mejor actuación: quedó segundo de African Story en la Dubai World Cup (G 1-2000 m). De regreso a las pistas y al Reino Unido, hace pocos días, había terminado cuarto de The Fugue en el Prince of Wales; su triunfo más importante fue en el York Stakes (G 2) y los 5 años no parecía ser esta la carrera para su despegue.

No obstante, eso le alcanzó al hijo de Shamardal (Giant's Causeway) para superar por dos cuerpos a Trading Leather, el ganador del Irish Derby (G 1) el año pasado. De los mencionados como candidatos, Kingston Hill fue cuarto; The Fugue sexta y Night of Thunder octavo y penúltimo, apenas mejor que otro caballo carismático, Verrazano, que decepcionó como favorito del Kentucky Derby, en 2013.

Con los colores de Invasor, Mukhadram definió la carrera cómodo, después de venir a la expectativa y pasar al frente a 600 m del disco, conducido por Paul Hanagan, el jinete de sus doce actuaciones. Había corrido detrás de Somewhat y Trading Leather, mientras The Fugue sufría algunos inconvenientes en el tráfico.

Comentó el jockey ganador: "Vinimos galopando bien, él estaba cómodo. Si hay un caballo que merece esto es Mukhadram, porque fue segundo en la Dubai World Cup, así que estoy contento por él. Seguramente vendrán más momentos como éste".

Para el entrenador del nieto de Timber Country, William Haggas, fue una satisfacción grande, pues de tener varios caballos con chances en Ascot terminó el festival con las manos vacías. "Estoy feliz; todo salió bien, siempre creímos en Mukhadram", comentó. Quizá, su carta menos esperada de los últimos días, terminó siendo la que le hizo ganar la partida.

Resultado oficial