13/9/14

The Grey Gatsby superó a Australia en el Irish Champion Stakes (Gr.1)

El potro irlandés The Grey Gatsby (Pedigree), 3 años, por Mastercraftsman y Marie Vison (Entrepreneur), remató con potencia para dar caza del favorito Australia (Galileo) al que derrotó en emotivo final en el IrishChampion Stakes (Gr.1)  (VIDEO), disputado el sábado 13 de setiembre sobre 2,000 metros en la pista de césped del Hipódromo de Leopardstown en Irlanda.

El tordillo entrenado por Kevin Ryan, con un enérgico Ryan Moore en la montura, pudo más en las postrimerías dándole un lucido doblete internacional a su padre  Mastercrafman que también salió airoso cuando su hijo Kingston Hill prevaleció en el St. Leger Stakes (Gr.1) en Doncaster. Inglaterra.

El Irish Champion Stakes (G1, 2000m) brillaba con Australia (GB) al tope de la marquesina. Por su suficiencia en las pruebas largas en el selectivo europeo y ese potencial trasladado en la víspera ante los adultos, la figura del hijo de Galileo sugería uno de los desafíos más grandes que existen hoy por hoy en la hípica mundial. The Grey Gatsby (IRE) lo hizo, en un vuelo eterno de los 200 a la raya que revolucionó las gradas de Leopardstown. Tal performance fue de tanta excelencia que obliga a ajustar el ranking generacional.

En el Juddmonte International (G1, 2000m) de York, el 20 de agosto, Australia abandonó el sendero de tres años y extendió su raíz monárquica en la distancia, que cimentó en base a sus lauros en el Epsom Derby (G1, 2400m) y en el Irish Derby (G1, 2400m). En ese evento, placé a 2 cuerpos fue The Grey Gatsby, aunque con mayor diferencia entre ambos en la impresión. De cara a la prueba central del primer día en el Irish Champion Weekend, el obstáculo era gigante en la impresión.

Como casi toda la tarde en el legendario circo irlandés, Joshep O’Brien decidió viajar todo lo posible en la curva más americana que tiene la industria del “Viejo Continente”. Antes, Alkasser (IRE) y Kingfisher (IRE) funcionaron de pacemaker, mientras otra vez Al Kazeem (GB) sufría en la tercera plaza por no ejecutar su oficio de líder. El hijo del ntrenador Aidan O’Brien soltó amarras con el gran favorito a poco de pisar la recta final, luego de contenerlo durante gran parte del trazado. Hasta ahí, todo natural. En ese punto, otro capítulo más de superioridad por parte del fruto de la unión entre Galileo y Ouija Board.

Pero Ryan Moore tenía otros planes en la silla de The Grey Gatsby. En la zaga y por dentro desde la partida, la blanca imagen del descendiente de Mastercraftman se agrandó solamente de los 400 al disco, que duplicaría su dimensión desde las dos cuadras. A media cancha, el nieto materno de Entrepreneur iba e iba. El plebiscitado dejaba hasta la vergüenza en tren de seguir al frente, pero el lapso se abreviaba con cada metro. Primó el rigor de Moore, como también su inteligencia. El preparado por Kevin Ryan tapó con los alaridos del público cualquier silencio por el golpe de efecto.


En 2’03”18, hubo pescuezo por los máximos honores. Tercero a 4½ cuerpos fue Trading Leather (IRE). Héroe del Prix Du Jockey Club (G1, 2200m) en Longchamp, posterior a su suceso en el Dante Stakes (G2, 2000m), el triunfador conjugó el cuarto primero en 11 performances con un estatus que, ahora como verdugo del mejor al momento en la especialidad, abre el espacio para múltiples conversaciones sobre el ranking. Australia perdió una carrera, pero de ninguna manera su reputación. En tanto, The Grey Gatsby se hizo grande en un choque donde todos andaban pequeños en la víspera, pero que ahora le teje tamaño para discutir. De paso, ganó el turf, con un espectáculo sensacional.